Orar a Santos, siempre hay esperanza

Cuando tenemos un problema siempre es bueno acudir a la Iglesia y pedir por lo que nos atañe, no obstante también podemos orar y realizar algunas plegarias destinadas a la pronta resolución de nuestra problemática. Si pensamos un segundo en todos los recursos que tenemos a nuestro alcance nos podemos dar cuenta que hay muchas posibilidades de resolver nuestras dificultades de una manera sana.

En ciertas ocasiones nuestros problemas se ven afectados por las acciones más destacadas que hagamos por resolverlos, orar a Santos como a Santa Marta puede ser una ayuda ante nuestros problemas del día a día. También nos puede llegar a tranquilizar esta actividad, ya que nos desahogamos contando nuestras penas a un ser superior.

La esperanza existe en todo momento y en todo lugar que nosotros deseemos,  rezar a Santos que tienen fama de hacer milagros puede que nos ayude de sobremanera a lidiar con nuestras preocupaciones. Usualmente tendríamos que pensar en las posibilidades reales de que nuestro problema se resuelva, gracias a la Fé lo que creíamos imposible puede llegar a ser posible.

Como el famoso dicho que se menciona frecuentemente en algunas culturas: “La Fé puede llegar a mover montañas”. A partir de esto podemos concluir que siempre existe una posibilidad mientras haya esperanza y que mejor que rezar a los Santos de nuestra preferencia. El prefijo San, como podremos encontrar en la historia de Santa Marta tiene mucho que ver con la santificación de una persona en cuestión, tema que tal vez abordemos en otra entrada.

El Santo del que hablamos en el párrafo anterior tiene relación Jesús, incluso se hospedo en su misma casa en varias ocasiones. Esto es un gran ejemplo de que ante las dificultades siempre encontraremos la forma de resolver nuestras inquietudes por muy difíciles que estén las cosas en nuestro entorno.

ESCRIBE UN COMENTARIO